Red Española de Reservas de la Biosfera

 

El concepto de Reserva de la Biosfera, desarrollado inicialmente en 1974, fue precisado y reforzando en 1995, en el segundo encuentro mundial de Reservas de la Biosfera. Los resultados de esta reunión quedaron recogidos en la "Estrategia de Sevilla y el Marco Estatutario de la Red Mundial de Reservas de Biosfera", documentos que hoy siguen siendo la base referencial de la Red.

En la actualidad, el objetivo prioritario del Programa MaB es potenciar la Red Mundial y mejorar el funcionamiento de las Reservas de la Biosfera.

El "Plan de Acción de Madrid", elaborado durante el III Congreso Mundial de Reservas de la Biosfera 2008, marca la estrategia del Programa MaB para el periodo comprendido entre 2008 y 2013.

En junio del 2015 se aprobó la nueva Estrategía del Programa MaB (2015-2025) y en marzo del 2016 se celebró el IV Congreso Mundial de Reservas de la Biosfera en Lima, Perú, donde se aprobó el Plan de Acción para la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, Plan de Acción de Lima 2016-2025.

Con el paso del tiempo y el incremento de Reservas de la Biosfera se va desplegando en la práctica lo que estaba formulado en la teoría desde el inicio. Cada una de las experiencias alimenta, extiende y da solidez a la teoría inicial. El recorrido puede ser visto como un macro-proyecto de aprendizaje a base de la aportación de múltiples actores que aportan su experiencia y su creatividad.

Las Reservas de la Biosfera son propuestas por los gobiernos nacionales a los órganos pertinentes del MAB. En 2018 la Red Mundial de Reservas de Biosfera alcanzó un total de 689 reservas repartidas por 122 países, incluyendo 20 transfronterizas.

En 2011, con la financiación del OAPN, la UNESCO publicó un libro sobre la “Red Mundial de Reservas de la Biosfera a 2010: Sitios para el desarrollo sostenible” en español, inglés y francés. Este libro recoge información básica de todas las reservas de la biosfera declaradas en todo el mundo hasta el año 2010.

La concesión del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, a la Red Mundial de Reservas de Biosfera en 2001, representó un hito importantísimo como reconocimiento a tan encomiable tarea.

 
 
© 2018 Red Española de Reservas de la Biosfera