Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

Alto BernesgaAlto Bernesga

La Reserva de la Biosfera Alto Bernesga comprende dos términos municipales, La Pola de Gordón y Villamanín. Ambos ayuntamientos, situados en la Montaña Central de León dentro de la vertiente leonesa del macizo de la Cordillera Cantábrica, se encuentran a 32 y 45 kilómetros, respectivamente, de la capital leonesa. El término municipal de Villamanín, con una extensión de 176,25 Km2 y formado por 19 pueblos, ocupa la mitad norte de la Reserva, y el término municipal de La Pola de Gordón, con una extensión de 157,64 Km2 y 17 pueblos, ocupa la mitad sur.

La Reserva, con una extensión total de 33.442 hectáreas, limita al norte con los términos municipales de Aller y Lena, situados en el Principado de Asturias, al este con los municipios de Cármenes, Vegacervera y Matallana (León), al sur con los municipios de La Robla y Carrocera (León), y al oeste con los municipios de Sena de Luna y Los Barrios de Luna (León).

El Río Bernesga, que da nombre a la Reserva, nace en la Cordillera Cantábrica y se enriquece con las aguas de la montaña de Arbás, perteneciente a la cuenca hidrográfica del Duero. Está fuertemente encajado en el relieve, dándole una forma íntimamente relacionada con la actuación de procesos fluviales a lo largo de los dos últimos millones de años.

La Reserva cumple con la zonación de las Reservas de la Biosfera según las tres funciones básicas: conservación, logística y desarrollo.
 

PATRIMONIO NATURAL
La zona núcleo contiene los espacios de mayor valor ecológico, así como la fauna y la flora más característica, incluidas muchas de sus especies en distintas directivas, normativas, catálogos y listas de conservación, protección y amenaza. Por todo ello, esta zona está estrictamente protegida.

La zona núcleo está formada a su vez por cinco grandes áreas: Casomera, Chagos, Aralla-Cabornera, Valle del río Casares y Bernesga.
Su diversidad biológica obedece también a su situación biogeográfica, zona de transición entre la España mediterránea y la España atlántica, disfrutando de especies arbóreas de ambas regiones separadas por escasos metros.

La totalidad de esta zona núcleo está incluida dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Montaña Central de León. Además, dos de sus zonas están dentro de dos Áreas Importantes para las Aves (IBA): IBA Babia- Somiedo (zona núcleo Chagos) e IBA Sierras centrales de la Cordillera Cantábrica (zona núcleo Casomera).

La zona tampón es la zona de mayor extensión de toda la reserva, contiene elementos destacados como el Faedo de Ciñera (premio 2008 al "Bosque mejor cuidado" otorgado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y la ONG "Bosques sin fronteras"), los encinares relictos del valle de Huergas y Llombera, catalogados como Punto de Interés Biológico (PIB). La geología y, en especial, la paleontología, son excepcionales en este territorio, son alrededor de veinte Lugares de Interés Geológico (LIG), donde el Carbonífero y el Devónico arrecifal aglutinan el mayor número de yacimientos.

La zona de transición contiene todos los núcleos de población de la Reserva, las infraestructuras y las industrias.

Diversidad paisajística
En estas zonas destaca la presencia de una diversidad paisajística elevadísima, siguiendo un gradiente altitudinal. pastizales de alta montaña con riscos calizos, canchales y pedrizas donde habita el rebeco y aves como el águila real y el halcón, presencia de hayedos y abedulares con presencia de la perdiz pardilla, el lobo, el urogallo, el oso de manera ocasional y la liebre de piornal, sabinares y bosques de galería.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
Los territorios del Alto Bernesga, debido a su situación estratégica en la Montaña Central de León, han sido zona de comunicación entre el este y el oeste de la provincia, y paso desde tiempo inmemorial hacia la zona astur. Un territorio surcado por infinidad de caminos, que durante siglos fueron utilizados por todo tipo de gentes, peregrinos, religiosos, pastores, arrieros, nobles, etc.

La calzada romana de La Carisa es paso de acceso a Asturias remontando la Cordillera Cantábrica, recibiendo el nombre del cónsul romano Tito Carisio, que dirigió el asedio por este punto entre los años 29 y 19 a. C.

Otra ruta milenaria la constituye la variante norte del Camino de Santiago conocida como Ruta de San Salvador, que parte de la Real Colegiata de San Isidoro en León y llega a Oviedo para visitar la Capilla de San Salvador, continuando hacia el oeste camino de Santiago de Compostela.
Ha sido la trashumancia y la ganadería el pilar económico del Alto Bernesga durante mucho tiempo, los pastores leoneses la practicaban entre los puertos de esta zona y Extremadura, tradición que continuó hasta bien entrado el siglo XX y dejó numerosas veredas que recorren el territorio: vereda de Buiza, vereda de Aralla y vereda de Cármenes, todas ellas pertenecientes a La Cañada Leonesa Occidental.

La minería ha sido un recurso económico de gran importancia desde muy antiguo, se pueden citar al menos dos explotaciones prerromanas y varias minas que extraían cobre, níquel, cobalto y villamaninita, este último mineral fue descubierto en el municipio de Villamanín. La minería del carbón es hoy el pilar de la economía de la comarca, destacando la declaración del castillete del Pozo Ibarra como Bien de Interés Cultural, el primer elemento perteneciente a la arquitectura industrial minera que recibe este reconocimiento en Castilla y León.

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La población del Alto Bernesga se dispersa en 36 poblaciones pertenecientes a los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón. En general, se trata de poblaciones pequeñas con muy pocos habitantes, donde es imprescindible dinamizar la utilización de los recursos naturales para poder mantenerlas sin que desaparezca la población.

Actualmente, La Pola de Gordón cuenta con 4.170 habitantes repartidos en 157,64 km2, lo que supone una densidad de 26,45 habitantes/km2. Villamanín tiene una población de 1.091 habitantes y 176,25 km2, alcanzando una densidad de 6,19 habitantes/km2.

La población de ambos municipios ha experimentado un claro descenso desde el año 2000 como consecuencia, fundamentalmente, del éxodo rural en busca de empleo en la misma provincia, debido a la pérdida de puestos de trabajo por la reconversión minera.

En los últimos años se observa una diversificación económica hacia el sector de los servicios y el turismo, favorecido por las múltiples posibilidades que ofrece esta zona del Alto Bernesga para el turismo rural y activo. Asimismo, pueden practicarse todo tipo de deportes de riesgo como la escalada (Cubillas, Fontún), esquí (Valgrande de Pajares), náutica (Embalse de Casares), montañismo, etc.

Actividad económica
La actividad económica, que fue tradicionalmente ganadera, actualmente tiene un claro predominio de la minería, sector al que se dedica más de la mitad de la población. El resto se reparte en los sectores del comercio, la ganadería, destacando la importancia de las empresas de embutidos, la agricultura ecológica y diversos servicios privados y públicos.
 

CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
Desde la declaración de la Reserva en el año 2005, han sido numerosos los pasos que se han dado hacia la consolidación de la misma, basados todos ellos en programas y procesos donde la participación ciudadana es prioritaria. La constitución del órgano de gestión está en su fase final y se hará a través de la Fundación Reserva de la Biosfera Alto Bernesga.

Se está redactando el Plan de Acción de la Reserva dentro del marco de convenios firmados con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y se ha creado el Centro de Visitantes de la Reserva, que tiene su sede en las antiguas escuelas de Geras de Gordón.

Varios proyectos de inventario han permitido recopilar información necesaria del patrimonio natural, cultural y etnográfico del Alto Bernesga, pudiéndose conocer a través de sus publicaciones: "Reserva de Biosfera, territorio de contrastes", "Guía del Patrimonio Industrial, arquitectónico, cultural y etnográfico de Gordón" o el "Catálogo de flora endémica y /o amenazada del Alto Bernesga". Esto permite a la población acercarse y valorar su territorio.

La depuración de las aguas residuales a través de la construcción de la EDAR, la instalación del Punto Limpio y la recogida selectiva, la eliminación sucesiva de escombreras, facilitando puntos de depósito de escombro, son políticas de gestión ambiental reforzadas por la figura Reserva de la Biosfera.

Proyectos destacados
En el año 2010, cinco años después de su declaración, se han iniciado varios proyectos de desarrollo vinculados a la mujer y el empleo, a los jóvenes y su asentamiento en los territorios rurales, visualización de la Reserva a través de la colocación de paneles y carteles informativos, aplicación de técnicas de cartografía a la difusión turística, señalización de más de 50 kilómetros tradicionales, un nuevo inventario de los Lugares de Interés Geológico, además de una intensa formación e información ambiental, ejemplos del trabajo que se está desarrollando en aras del conocimiento y el desarrollo sostenible. Accésit en CONAMA 2010. Proyecto Mujer y Empleo.
 

USO PÚBLICO Y TURISMO
La Reserva ofrece una amplia oferta en el sector del turismo rural y activo. Pueden practicarse todo tipo de deportes de riesgo como la escalada (dos escuelas de escalada), esquí en la Estación de Valgrande- Pajares, náutica en el Embalse de Casares, montañismo, pesca, etc, con la posibilidad de hacerlo a través de empresas de Turismo Activo.

Destacar en estos momentos el Centro de Visitantes de la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, en Geras de Gordón, donde se pueden conocer los recursos más importantes del territorio, y el Centro de Interpretación del Clima de la Vid, único en Castilla y León.
Existe un elevado número de establecimientos relacionados con la restauración en ambos municipios para satisfacer las demandas del turismo, además de plazas hoteleras, divididos en dos grupos en función del tipo de visitantes: rural y tradicional. Así, pueden encontrarse casas rurales, albergues, hostales, camping, centros de turismo rural, campamentos, etc.

Existen dos albergues gratuitos (Buiza de Gordón y Poladura de La Tercia) para peregrinos, vinculados al Camino de Santiago en su variante norte (también denominada Ruta de San Salvador) o para aquellos caminantes que recorren la milenaria vía comercial, Vía de La Plata.
El visitante puede disfrutar de un paisaje extraordinario como es la Cordillera Cantábrica, además de la hospitalidad de las gentes de la montaña y su magnífica gastronomía.

Ecocultura del paisaje
Destaca la presencia de las rutas turísticas que recorren todo el territorio y que van a incrementarse en 50 km con el Proyecto Rutas Temáticas, donde el concepto de senderismo se amplia con la interpretación ecocultural del paisaje, todo ello visado por la Federación de Montaña de Castilla y León. Actividades de tipo cultural amplían la oferta que incluye la visita a los museos de carácter etnográfico o al museo de acuarelas Cesar Barroso.
 

+Contenidos: Benedicta Rodríguez Fernández.
+Fotos: Fondo fotográfico de la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga | Juan López del Moral Muñoz | Miguel Aguilar Barrera.

Alto Bernesga - Reflejo del pantanoAlto Bernesga - CarboneroAlto Bernesga - DedaleraAlto Bernesga - El FaedoAlto Bernesga - Vista Panorámica

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA