Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

La PalmaLa Palma

La Palma fue la primera isla en España en contar con el reconocimiento internacional de Reserva de la Biosfera para una parte de su territorio, La Finca El Canal y Los Tiles, (1983), de 511 hectáreas, bosque relicto de la Era Terciaria, con especies vegetales tan emblemáticas como el Til, Viñátigo, Laurel, Acebiño, Paloblanco, Cresta de Gallo o Follaos entre otras. En 1998, se amplía el territorio declarado, integrando el arco noreste de la isla, pasando a tener un total de 13.931,15 hectáreas (19,67% de la superficie insular).

El 6 de noviembre de 2002, la totalidad del territorio insular es declarado Reserva Mundial de Biosfera, incluyendo además dos Zonas de Especial Conservación (ZEC) Marinas; en una de las cuales se localiza la Reserva Marina.

Actualmente, el 12 de junio de 2014, se aprobó una nueva zonificación, más funcional e integradora, y una nueva ampliación de su parte marina.
En este contexto, el territorio aparece como una gran representación de los hábitats de Canarias y de la Región Biogeográfica de la Macaronesia, con toda la diversidad que aporta el tránsito desde la costa hasta la cumbre, y muy especialmente entra en juego el papel de los habitantes como artífices de un nuevo modelo de desarrollo integrado en los fines de la Reserva de la Biosfera.
 

PATRIMONIO NATURAL
La flora de la isla de La Palma presenta una importante biodiversidad, resultado de su aislamiento geográfico y de su compleja orografía. Formando parte de las diferentes comunidades vegetales, desde el tabaibal-cardonal hasta el matorral de cumbre, pasando por la laurisilva o el pinar canario, son destacables los numerosos endemismos, no sólo canarios, sino palmeros. Así, de las 879 especies de flora vascular presentes en la isla, 173 son taxones exclusivos de La Palma, el 20% del total. Algunas especies endémicas son el cabezón de Teneguia (Cheirolophus junonianus), el pensamiento de cumbre (Viola palmensis) o el pininana (Echium pininana).

La fauna está caracterizada por el gran número de géneros, especies y subespecies exclusivas. Actualmente, es habitual el descubrimiento de nuevas especies para la ciencia. El grupo de invertebrados está dominado por los artrópodos, especialmente escarabajos, y por moluscos (con un porcentaje de endemismos superior al 60%).

Entre los vertebrados nativos destacan los reptiles y los murciélagos, como el lagarto tizón (Gallotia galloti palmae) y el singular murciélago orejudo canario (Plecotus teneriffae), cuyo apelativo hace mención a sus desproporcionadas orejas. Pero el grupo más abundante es el de las aves, con especies típicas como la graja (Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus) símbolo natural de la Isla, las palomas endémicas de laurisilva (Columba bollii y Columba junoniae) y otras muchas subespecies exclusivas de La Palma.

Zona de Especial conservación
Dentro del patrimonio natural de un medio insular como La Palma, los ecosistemas marinos cobran gran relevancia. La escasa plataforma de complejos fondos rocosos de naturaleza volcánica y con una fauna y flora marina de carácter subtropical, convierte la estrecha franja marina que rodea la Isla, en un medio rico en biodiversidad y abundancia, pero también en una zona altamente sensible a las alteraciones humanas. La existencia de una Reserva Marina de interés pesquero y dos Zonas de Especial Conservación (ZEC), declarados por la abundancia de cuevas y la observación de cetáceos y reptiles, es una muestra de la importancia y fragilidad de este medio.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
Ya las crónicas de los grandes viajeros que arribaron a La Palma afamaban las cualidades del paisaje, que con sugerentes referencias como las realizadas a los "abismos de La Caldera de Taburiente", "los salvajes y sobrecogedores acantilados del norte", o "las tenebrosas fauces de los Volcanes de Cumbre Vieja", trataban, no sólo de alimentar la imaginación de los europeos de la época, sino de transmitir la singularidad y rareza de los paisajes aquí presentes.

De sobra son conocidos los valores naturales de la Isla, un territorio que cuenta con un 51% de protección y que dispone de una exuberante vegetación, unas caprichosas formas del relieve y una gran claridad de su cielo, cualidades éstas que no han hecho más que conceder prestigio a La Palma. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los paisajes más culturales, los cuales, pese a contar con las más variopintas manifestaciones, han sido grandes desconocidos para el visitante. La isla de La Palma cuenta con tantos parajes culturales como el ingenio y el tesón del palmero ha logrado tallar sobre un territorio especialmente complicado por su orografía. Es, por tanto en el paisaje agrícola, construido sobre laderas y malpaíses, donde La Palma mantiene elementos de gran singularidad, personalidad y belleza, caracteres que no hacen sino incrementar aún más su valía paisajística, a la vez que generar un profundo sentimiento de identidad entre la población insular.

Esta excepcional relación entre el hombre y el medio ha encumbrado a La Palmacomo uno de los mejores ejemplos de desarrollo sostenible.

Arquitectura civil
No puede obviarse que La Palma alberga ricos y variados paisajes arraigados a fuertes tradiciones culturales, o derivados de la propia historia insular, muestra de ello son los importantes ejemplos de arquitectura civil, religiosa y militar – y, por supuesto, de la vivienda tradicional canaria - que albergan la mayoría de los municipios de la isla.
 

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La Reserva de la Biosfera La Palma tiene una población de 85.115 habitantes, de los cuáles el 44% se concentran en los municipios de Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane.

La economía de la isla se ha basado tradicionalmente casi en exclusividad en la agricultura, sector al que en las últimas décadas se han incorporado un turismo sostenible y un pujante sector servicios.

La agricultura, ganadería y gastronomía son conceptos que van unidos en el territorio. De un pasado con una cultura agrícola, ganadera y gastronómica de subsistencia se ha evolucionado hacia una agricultura y gastronomía de tradición y calidad, sin perder esa identidad cultural que se heredó de los antepasados. Cultivos como el plátano, el viñedo, las papas, los cereales, los frutales, el aguacate, etc., siguen teniendo una importante presencia en La Palma, al igual que la cabaña ganadera caprina, porcina y ovina.

La Isla de la Palma, declarada Destino Turístico Sostenible, ha apostado por un sector turístico diferenciado y de calidad, siendo el turismo de naturaleza su principal baluarte. El clima, con una temperatura muy agradable durante todo el año, la elevada protección natural, con 20 espacios naturales protegidos, de los cuales destaca el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, una amplia red de senderos, una oferta de alojamiento y complementaria de calidad, y un largo etcétera, hacen de La Palma un destino turístico ideal.
Destaca respecto a la situación económica el avance comercial y empresarial que ha experimentado La Palma gracias a la mejora de sus infraestructuras y del transporte de mercancías y personas, sin olvidar el mantenimiento de una pequeña industria artesanal, donde sobresalen los bordados, la fabricación de puros, la cestería y la cerámica.

En definitiva, la Reserva de la Biosfera La Palma representa una armonización perfecta entre modernidad y tradición, entre naturaleza y desarrollo.
 
CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
La Reserva de la Biosfera La Palma trabaja por y para el cumplimiento de las funciones y objetivos que la UNESCO le encomienda. Por ello ha diseñado y está ejecutando un nuevo Plan de Acción con el que afrontar los desafíos del presente y futuro para la Isla de La Palma.

Área de conservación 

  • Funcionalidad Territorial (Conservación de los Recursos Naturales, Funcionalidad de los Ecosistemas, Gestión del Territorio y Paisaje

Área de desarrollo

  • Economía Verde (Economía de Calidad y Turismo Responsable).

Área de logistica

  • Dinamización del Conocimiento (Investigación, Comunicación y Socialización del Conocimiento, Hecho Cultural y Elemento Identitario, Evaluación y Seguimientos).
  • Persona y Bienestar (Sensibilización y Educación Ambiental, Participación, Solidaridad y Cooperación).

 

USO PÚBLICO Y TURISMO
La Reserva de la Biosfera La Palma considera que el turismo desarrollado de forma racional debe contribuir a la implantación de un modelo económico no agresivo con el medioambiente y un modelo enriquecedor desde una óptica social y cultural.

Junto con el Instituto de Turismo Responsable (ITR) se desarrollan actividades utilizando como herramienta los estándares de calidad de las certificaciones "Biosphere" para Hoteles, Apartamentos, Casas de Turismo Rural, Restaurantes, Centros de Visitantes, Museos y Empresas de Ocio Activo.

Siguiendo estas líneas de sostenibilidad, la Reserva se adhiere en 2010 al Club de Producto Turístico Reservas de la Biosfera Españolas.

Un cielo óptimo para el turismo astronómico 

La Palma dispone de una privilegiada situación geográfica y unas excelentes condiciones meteorológicas que hacen del cielo un escenario único para la contemplación de las estrellas y la práctica de la astronomía en general.

Con la finalidad de proteger este inigualable recurso, se promulgó en 1988 la "Ley sobre Protección de la Calidad Astronómica de los Observatorios del Instituto de Astrofísica de Canarias" y en 2007 se firmó la "Declaración Mundial sobre el Derecho a la Luz de las Estrellas".

El territorio de los senderistas 

La Reserva de la Biosfera La Palma cuenta con una Red de Senderos homologada que recorre todo el territorio insular aprovechando los caminos tradicionales utilizados durante siglos por sus habitantes.

Está constituida por 2 senderos de Gran Recorrido (uno de ellos forma parte del Sendero Europeo E7), 38 senderos de Pequeño Recorrido y 24 Senderos Locales, conformando un total de 1.000 kilómetros balizados y señalizados.

Ello se complementa con una Red de Itinerarios Paisajísticos, promovido desde la Reserva de la Biosfera, cuya finalidad es poner en valor el patrimonio cultural y promover el disfrute del paisaje ofreciendo óptimas cuencas visuales, que discurren por lugares de elevado interés paisajístico.

 
+Contenidos:  Antonio San Blas Álvarez
+Fotos: Archivo fotográfico Reserva de la Biosfera de la Palma

La Palma - Entre volcanes: FuencalienteLa Palma - Acantilados en el norte de la islaLa Palma - Gorgonia RojaLa Palma - Hacienda de San JorgeLa Palma - Puerto de Tazacorte

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA