Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

Sierra de GrazalemaSierra de Grazalema

Entre las provincias de Cádiz y Málaga, la Reserva de la Biosfera de Grazalema se sitúa en la zona más occidental de la Cordillera Bética, en transición con la Campiña de Jerez de la Frontera y las sierras silíceas del Aljibe. Esta situación entre distintos sectores biogeográficos, y el efecto de captación de la humedad oceánica que genera la elevación serrana, definen la esencia de esta Reserva, la primera junto con Ordesa - Viñamala en ser declarada en España.

En este territorio, habitado por el hombre desde el Paleolítico, la actividad tradicional se ha volcado en aprovechamientos como la ganadería, la agricultura, y la industria dependiente de las anteriores (elaboración de quesos, chacinas, aceite, marroquiería, productos artesanales). Esta actividad ha evolucionado con el tiempo, y en buena medida se mantiene en la actualidad. Fruto de esta interacción hombre-naturaleza es el paisaje, que adquiere un valor incalculable, destacando agrestes sierras, con un bosque mediterráneo en excepcional estado de conservación, ríos y bosques de ribera y, cómo no, la imponente imagen del pinsapar, auténtico signo de identidad de la Reserva.

 La característica fundamental de esta Reserva radica en su gran diversidad biológica, que se explica por:
+ Diversidad orográfica.
+ Diversidad y abundancia de las precipitaciones: en estas sierras se localiza el punto de mayor precipitación en Andalucía y uno de los más elevados de España.
+ Diversidad geológica: alternancia de zonas silíceas y calizas.
+ La existencia de manantiales que dan lugar a auténticos oasis que contrastan con el territorio que les rodea.

PATRIMONIO NATURAL
Flora y vegetación
Además del pinsapar, la formación más emblemática del espacio, los encinares, alcornocales, quejigales y bosques de ribera, contribuyen a diversificar el mosaico vegetal y a explicar la riqueza botánica y faunística de este territorio.
La riqueza florística es muy elevada: Cuenta con más de de 1.400 taxones, de los cuales 6 están catalogados En Peligro de Extinción, 15 como Vulnerables y 3 de Interés Especial. Es destacable la presencia de cuatro endemismos locales: Fumana lacidulemiensis, Echinospartium algibicum, Phlomis x margaritae y Narcissus x libarensis.

Fauna
En cuanto a fauna, este territorio cuenta con más de 200 especies de vertebrados catalogados. Estre las especies presentes destacan el buitre leonado, águila real, águila azor-perdicera, alimoche, cabra montés, corzo, nutria, cangrejo de río, así como diferentes especies de quirópteros.

Geodiversidad
La presencia de importantes y frágiles procesos geomorfológicos ligados al kars terminan de perfilar la importancia de los valores naturales de esta Reserva.
PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
La reserva posee un rico patrimonio histórico-artístico con un amplio listado de Bienes de Interés Cultural, que incluye seis Conjuntos Históricos (Ubrique, Algodonales, Ronda, Villa de Benaocaz, Villa de Zahara de la Sierra y casco antiguo de Grazalema), yacimientos arqueológicos (Ocuri, Iptuci), calzadas romanas y arte rupestre (Cueva de la Pileta). Destacan los castillo de Zahara de la Sierra, Aznalmara y Fátima de Ubrique y la Torre de Agüita en Ronda.
El patrimonio etnológico está compuesto por construcciones ligadas a actividades tradicionales, como cortijos, pozos, eras, lagares y abrevaderos.
En las cumbres de la sierra es posible encontrar pozos de nieve, utilizados antiguamente para conservar y almacenar la nieve que caía durante el invierno. También son frecuentes las caleras, en cuyo interior se cocía roca caliza durante varios días, para obtener cal, con la que posteriormente encalaban las fachadas de las distintas edificaciones, dando lugar al rasgo constructivo más llamativo de los llamados "pueblos blancos".
Las infraestructuras vinculadas con la conducción y el aprovechamiento hidráulico, como las minas de agua, acequias, albercas, molinos harineros, martinetes, batanes, centrales hidroeléctricas, etc, constituyen la máxima expresión de una ingeniería tradicional de gran valor cultural.
SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La Reserva de la Biosfera de Grazalema se caracteriza por un predominio del ámbito rural y una gran vinculación de la población a los recursos naturales. El principal generador de empleo es la industria manufacturera (marroquinería y agroindustria como queserías, cárnicas, etc.). Este sector ha sufrido una evolución acorde con los tiempos y se posiciona en la actualidad como bien desarrollado y competitivo. En el sector servicios predominan el comercio y la hostelería, que se han incrementado sustancialmente con el progresivo desarrollo del turismo. Es, sin duda, el sector que más ha evolucionado desde la declaración de este espacio como Reserva de la Biosfera. Así, entre 1991 y 2007 las plazas de alojamiento se han incrementado en un 730% (excluyendo camping), especialmente en las categorías más altas, mejorando pues la calidad de la oferta.
La agricultura se ha visto relegada a terrenos marginales y ha ido disminuyendo con el paso del tiempo (en más de un 37% entre 1996 y 2005), destacando principalmente el olivar.
La ganadería se aprovecha mayoritariamente en extensivo y representa una de las actividades más importantes, tanto por su explotación como tal, como por su transformación en productos cárnicos y derivados lácteos, lo que ha mejorado la rentabilidad de estas explotaciones.
CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
En referencia a sus logros, esta Reserva es uno de los primeros espacios protegidos de Andalucía con líneas de gestión consolidadas en materia de conservación, educación ambiental, uso público o desarrollo sostenible.
Una amenaza importante sobre la pervivencia de actividades productivas tradicionales es que se enfrentan, casi atávicamente, con la necesidad de modernización y adaptación a nuevos esquemas socioeconómicos.
Y como nuevos tiempos traen nuevos retos: al riesgo de sobreexplotación y contaminación de acuíferos, la ordenación del urbanismo o el desarrollo de un turismo responsable, se unen la lucha contra el cambio global o la adaptación de gobernanzas hacia una gestión adaptativa.
+Contenidos:  Miguel Ángel Maneiro Márquez | Isabel Torres Luna | M.Paz del Castillo Gutiérrez
+Fotos: JMiguel Ángel Maneiro Márquez | Isabel María Casillas Chacón | Isabel Torres Luna | Jesús Rodríguez Carrasco | Juan Tébar Carrera | Luis Guijo González

Sierra de Grazalema - Buitre leonadoSierra de Grazalema - Barrio Nazarí de BenaocazSierra de Grazalema - Amapola de GrazalemaSierra de Grazalema - Rebaño de ovejas merinas grazalameñas

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA