Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

Sierra de las NievesSierra de las Nieves y su entorno

La Reserva de la Biosfera Sierra de las Nieves, situada en la zona centro occidental de la provincia de Málaga, conforma un espectacular territorio rural y serrano en el que el hombre ha sabido mantener durante los siglos un perfecto equilibrio con la naturaleza.

El macizo principal de la Sierra de las Nieves, declarado Parque Natural desde 1989, domina el paisaje desde cualquier punto de la Reserva, siendo la principal referencia montañosa de toda Andalucía Occidental, albergando los más extensos bosques de una de las mayores joyas botánicas de la Península Ibérica, definido como el abeto más singular del mundo, el pinsapo.

Un duro oficio que otorgó fama a esta sierra
La imponente mole caliza de la Sierra de las Nieves, coronada por los 1.919 metros del pico Torrecilla, queda cubierta varios meses al año por un bello manto de nieve. Una nieve que dio nombre a estas sierras y otorgó fama en gran parte de Andalucía gracias a la dura y antigua ocupación de algunos habitantes de la zona, los neveros, que recogían el blanco elemento durante el frío invierno para almacenarlo y conservarlo en pozos de nieve, comercializándolo después como preciado botín a pueblos y ciudades durante los calurosos veranos.
 

PATRIMONIO NATURAL
La gran riqueza natural de la Sierra de las Nieves tiene múltiples manifestaciones y un mismo denominador común, la variabilidad. Variabilidad en todos los sentidos: en el sentido geológico, climático, paisajístico, faunístico y, sobre todo, botánico.

Gran variedad de paisajes y ecosistemas
La Sierra de las Nieves destaca por su fisonomía y relieve abrupto, esculpido por una importante red hidrológica sobre una amplia gama de materiales geológicos, entre los que destaca un gran macizo calizo.

Altos picos e importantes cortados, profundos barrancos y desfiladeros, numerosas cavidades y simas, así como zonas más onduladas y suaves, conforman una profusión de ambientes que, unida a su enorme gradiente altitudinal (100-1.919 m), provocan una completa representación de pisos de vegetación, con comunidades vegetales que integran especies de muy distintos orígenes (alpino, subtropical, norteafricano, etc.), algunas de ellas únicas en el mundo, como el pinsapo, raro y hermoso abeto endémico del sur de la Península Ibérica, rey indiscutible de estas sierras, en las que se encuentran sus más extensos y frondosos bosques.

Existen también importantes alcornocales, encinares, pinares, además de los exclusivos quejigos de montaña.
 

Una gran diversidad faunística
La gran riqueza de condiciones ambientales también tiene su reflejo en la enorme diversidad faunística de este territorio con especies emblemáticas. La cabra montés domina las zonas más abruptas y rocosas, el corzo la profundidad de los alcornocales, la nutria los ríos y arroyos, y el meloncillo los espesos matorrales. Pero probablemente sean las aves las que más fáciles sean de observar por el ojo humano. El águila real, la perdicera y la culebrera, junto con el buitre leonado y el halcón peregrino, son los dueños del cielo abierto; el azor y el gavilán de la espesura del bosque, y junto a ellos, hasta un total de más de 125 especies ornitológicas. Asimismo, un sinfín de reptiles, anfibios, insectos, arácnidos, etc.; hacen de la Sierra de las Nieves un lugar con una amplia representación de la fauna del monte mediterráneo.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
Sierra de las Nieves atesora un imponente legado cultural, histórico y etnológico fruto de la profusa presencia de civilizaciones.

A la riqueza arquitectónica y monumental de la ciudad de Ronda, mundialmente conocida, se le une el rico patrimonio de los pequeños pueblos, basado en la estrecha relación histórica de sus habitantes con estas sierras y campos.

Una historia basada en el equilibrio
El duro trabajo de los neveros, que recogían y almacenaban en pozos la abundante nieve del invierno para luego comerciar con ella como preciado botín en verano, no sólo dio nombre y fama a estas sierras, sino que también se ha convertido en el símbolo de la utilización racional de los recursos del territorio. La fabricación de carbón vegetal, el cuidado del ganado, la agricultura, y la recolección de leñas y esparto para confeccionar útiles y herramientas han sido otras ocupaciones que han contribuido a modelar un paisaje en el que se pone de manifiesto la búsqueda de un equilibrio entre el hombre y su medio.

Mezcla de culturas
Desde la prehistoria hasta hoy, el hombre pobló esta tierra, quedando sobre ella las huellas del hombre del Paleolítico, de íberos y romanos, de árabes y mozárabes, de cristianos y moriscos. Esta mezcolanza queda patente también en la arquitectura popular, en la gastronomía tradicional, en las costumbres de las gentes y en un rico y variado calendario festivo. Los Zambombeos, Los Zurriagos, La Cencerrá, Los Rondeles, La Tostoná, Las Mayordomas, El Judas, El Harineo, La Luna Mora, son fiestas populares en las se mezclan lo religioso y lo pagano, lo trágico y lo cómico, cuyo origen y significado merece ser conocido.
 

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La mayoría de los municipios del interior de la Reserva, Alozaina, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Tolox y Yunquera, se conforman como pueblos de mediano tamaño, que oscilan entre los 1.500 y los 3.000 habitantes, sumando la Reserva un total de 58.645.

La excepción a esta norma la componen la ciudad de Ronda, con algo más de 36.000 habitantes, y el pequeño pueblo de Parauta, con sus 231, que en ambos casos se sitúan en los límites occidentales.

Pero en todos los casos, la conformación de núcleos compactos y las tipologías tradicionales de las casas configuran bellas estampas de pueblos blancos rodeados de un paisaje espectacular, en laderas y montes.

Hasta hace poco, la agricultura, la ganadería y la sabia utilización de los productos del monte, ocupaba, casi en exclusiva, el tiempo de las gentes de la Sierra de las Nieves, aunque, debido a las condiciones de los terrenos, estas actividades no fueron nunca excesivamente productivas y rentables.

Pero en los últimos años se han abierto nuevas áreas de trabajo y desarrollo socioeconómico. Labores tradicionales, como la artesanía y la transformación agroalimentaria de los productos propios, acompañan y contribuyen al auge de un sector turístico que pretende basarse en la potenciación y utilización racional de los importantes valores naturales, históricos, culturales y etnológicos del territorio.

No hay que ocultar que los cercanos núcleos de desarrollo urbanístico como la Costa del Sol suponen una amenaza y constante presión sobre un territorio que hasta ahora ha sabido mantener su propia identidad.
 
CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
La catalogación de la Sierra de las Nieves como Reserva de la Biosfera tiene especial relevancia, ya que fue promovida y solicitada por las autoridades locales y los agentes económicos de la zona, abanderados por la Mancomunidad de Municipios Sierra de las Nieves.

Esta declaración ha supuesto el reconocimiento internacional a los valores aquí albergados y una garantía de calidad para sus productos, pero, sobre todo, ha sentado las bases del compromiso adquirido por las autoridades y la población de la zona en la aceptación y puesta en marcha de un plan de actuaciones encaminado a la consecución de un modelo de vida en el que se promueva un desarrollo social y económico compatible con la protección y conservación del rico patrimonio natural, cultural y etnográfico.

Un futuro basado en la diversificación
El descenso en la rentabilidad de las antiguas actividades económicas, agricultura y ganadería, motivado por los altos costes de producción, ha hecho necesario la diversificación de la actividad económica.

El turismo, la transformación y valorización de los productos locales, la prestación de servicios a las comunidades vecinas y el desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación y comercialización son, hoy día, los ejes fundamentales para la mejora del nivel de vida y renta de la población local y su fijación en el territorio.

Proyectos destacados

  • Consolidación y visualización de la Reserva de la Biosfera.
  • Programa de Educación Ambiental.
  • Programas de Desarrollo Rural.
  • Iniciativa de Turismo Sostenible.
  • Estudios de catalogación ambiental.
  • Programas formativos para el empleo.
  • Implantación de Agricultura Ecológica.
  • Implantación y difusión de la Marca "Sierra de las Nieves Reserva de la Biosfera".


USO PÚBLICO Y TURISMO
La Reserva de la Biosfera Sierra de las Nieves tiene en el turismo su mayor potencial de futuro. Actualmente, mantiene una afluencia superior a los 100.000 visitantes al año.

Su situación, contigua a grandes núcleos turísticos consolidados, como la Costa del Sol y las ciudades de Málaga y Ronda, la colocan en una posición de privilegio como destino complementario, basado en una oferta diferenciada con altos estándares de calidad.

Para ello, el territorio se ha preparado en los últimos años con el objetivo de contar con una amplia oferta de equipamientos de uso público y servicios turísticos, que hoy día son una realidad y que posibilitarán al visitante vivir una experiencia enriquecedora en esta Reserva, que ha sido catalogada como Destino Europeo de Excelencia (EDEN) por la Unión Europea:
  • Una variada oferta de alojamientos, avalados por sellos de calidad y compromiso de sostenibilidad, en la que dominan hoteles de pequeño tamaño y casas rurales de alquiler.
     
  • Una importante gastronomía tradicional basada en los productos de la zona, que puede disfrutarse en los numerosos restaurantes y que pueden ser adquiridos en el comercio local.
     
  • Una amplia red de itinerarios señalizados que permiten conocer y disfrutar de los mejores y más espectaculares lugares de la Reserva, y que comprenden:
        1 Sendero de Gran Recorrido (GR)
        16 Senderos de Uso Público en el interior del Parque Natural
        20 Senderos de Pequeño Recorrido (PR)
        16 Rutas Bicicleta Todo Terreno

  • Una amplia oferta de Paseos Turísticos peatonales que recorren los cascos urbanos de los pueblos y sus alrededores.

     
+Contenidos:  Tomás Rueda Gaona
+Fotos: Archivos R.B. Sierra de las Nieves | José B. López Quintanilla | Rafael Haro | Rafael Flores | Tomás Rueda | Carlos Tapia | Juan Luis Muñoz

Sierra de las Nieves - Pueblos blancos colgados de las laderas de la SierraSierra de las Nieves - El mundialmente conocido Tajo de RondaSierra de las Nieves - Aceituna manzanilla aloreñaSierra de las Nieves - Pinsapares cubiertos de nieveSierra de las Nieves - La cagarria es una seta muy aprovechada

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA