Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

Valle de LacianaValle de Laciana

La Reserva de la Biosfera del Valle de Laciana se encuentra al noroeste de la provincia de León, en plena Cordillera Cantábrica. Limita al oeste y norte con las Reservas de la Biosfera de Muniellos y Somiedo (Asturias), al este y sur con las de Babia y Valle de Omaña y Luna (León) y al suroeste con Palacios del Sil (León). Se trata de un valle bien definido geográficamente, recorrido por el río Sil y pequeños afluentes que compartimentan el territorio. Aunque climáticamente se encuentra dentro de la zona eurosiberiana, tiene una cierta influencia mediterránea. Se trata de una zona muy montañosa, con altitudes que oscilan entre los 950 y los 2188 m.

Zonificación
La zona núcleo comprende cuatro zonas de alto valor ecológico: Barroso-Brañarronda, el Alto de Reciecho, Buzongo y Muxivén. En total suman más de 2.500 ha. Además, dentro de la Reserva existen varias áreas críticas de urogallo y oso pardo que cuentan con normativa específica. La zona tampón, que es la más extensa, comprende la mayor parte de la Reserva y se caracteriza por un mosaico de bosques, prados, pastizales de altura, arandaneras y roquedos, con extensas áreas de gran valor ambiental. La ganadería extensiva aprovecha buena parte de este espacio. Por último, los núcleos de población y las principales actividades económicas se encuentran en las zonas de transición. Toda la Reserva está declarada LIC, ZEPA y Espacio Natural.
 

PATRIMONIO NATURAL
La Reserva es una zona eminentemente montañosa, enclavada en plena Cordillera Cantábrica, con varias cumbres que superan los 2.000 m de altitud. Los pequeños valles afluentes dividen este espacio uniendo las áreas de alta montaña con los prados de las cotas más bajas, situadas entre los 950 y los 1.200 m. En el Valle de Laciana existen diversos puntos de interés geológico, que permiten tener una visión de la evolución geológica y geomorfológica de este territorio. Destacan los abundantes restos glaciares, sobresaliendo las lagunas del Castro y la Tsagunona. Por otra parte, Laciana posee uno de los yacimientos de carbón más importantes del país, explotado desde comienzos del siglo XX.

Flora
El Valle de Laciana alberga extensos abedulares y bosques mixtos de extraordinario valor ecológico, encontrándose entre los más singulares del país. Abedules, serbales, arces, tejos, acebos, avellanos, fresnos y hayas ocupan más de 3.500 ha de la Reserva, creando zonas de singular belleza. Por encima de los bosques dominan las arandaneras y pastizales de alta montaña, mezclados con matorrales rastreros, adaptados a las duras condiciones climáticas.

Fauna
Los ricos biotopos que ofrece la comarca de Laciana dan cobijo a numerosas especies de gran interés. Entre ellas sobresalen el oso pardo y el urogallo cantábrico, que cuentan con poblaciones estables en un núcleo fundamental para su supervivencia. Entre otras especies de interés, cabe citar entre las más significativas al lobo, rebeco, corzo, la liebre del piornal, perdiz pardilla, nutria, desmán ibérico, murciélago de herradura, salamandra y los tritones alpino, jaspeado y palmeado.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
El Valle de Laciana cuenta con un patrimonio cultural muy valioso, destacando las numerosas brañas que salpican estas montañas. Las brañas son zonas de prados, situados entre los 1.200 y los 1.600 m de altitud, dónde se mantiene el ganado durante los meses de verano. En ellas destacan las cabanas, pequeñas edificaciones que daban cobijo a los ganaderos. Por encima de las brañas se situaban las majadas, que eran ocupadas por las ovejas trashumantes. En ellas se podían encontrar corrales y chozos, alguno de los cuales ha sido recuperado recientemente, destacando los que se encuentran en Sosas de Laciana.

En los pueblos se conserva una arquitectura tradicional muy singular, con la presencia de hórreos, casas semicirculares y calles empedradas. Localidades como Lumajo, Robles y Sosas conservan un encanto especial. También destacan la iglesia de San Xulián, en Robles, el Santuario de Carrasconte y las tumbas antropomórficas de la iglesia de Sosas.

Mención aparte merece el rico patrimonio minero que se está empezando a poner en valor. De la época romana se conservan restos de explotaciones auríferas, así como algunos castros, que están siendo rehabilitados actualmente.

Por último señalar la existencia del patsuezu, dialecto del asturleonés que, aunque es hablado por muy pocas personas, se mantiene aún en numerosos topónimos y actividades tradicionales, y juegos como las carreras de lecheras, el tiro de soga o los bolos.

Paisaje
Los prados, huertos y pueblos del fondo de valle, los bosques mezclados con brezales y brañas en las laderas y las zonas de cumbres, frecuentemente cubiertas de nieve, con arandaneras, pastizales y roquedos, crean un mosaico de gran contraste cromático. Los matices del verde en verano, el contraste del blanco de las cumbres con los marrones del bosque en invierno y los tonos amarillentos y rojizos del otoño, espectacular aquí por la gran variedad de árboles, generan sensaciones inolvidables.
 

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La población fue creciendo progresivamente, alcanzando un primer pico en 1960 con más de 15.000 habitantes. Después de un ligero descenso, la población del Valle se sitúa en su máximo histórico hacia 1991, con 15.628 personas. Desde ese momento, la población va descendiendo, hasta 1998 de manera lenta y, después, de forma mucho más acusada, ya que entre 1998 y 2009 una media de 390 personas al año han abandonado el municipio. Ese descenso se debe a las progresivas reconversiones que ha sufrido el sector del carbón y en las que se han perdido cientos de empleos relacionados con esa actividad. Actualmente se intenta frenar la pérdida de población con la promoción de nuevas actividades económicas, como el turismo, con proyectos como el Parador Nacional de Villablino, el Centro de Interpretación de los Castros, Senderos de Laciana, y realidades, como la Estación de esquí de Leitariegos, la Vía Verde de Laciana, el Centro del Urogallo y el rico patrimonio cultural y natural. El turismo ebe complementarse también con la ganadería, los productos locales y las pequeñas industrias.

Zona Minera
La evolución de la población de la Reserva ha sido muy dependiente de su principal actividad económica durante los últimos 90 años: la minería del carbón. Hasta 1910, el Valle contaba con menos de 3.000 habitantes, repartidos entre las 15 localidades del municipio y que vivían de la ganadería y la agricultura de subsistencia. En torno a los años 20 del pasado siglo, comienzan las actividades mineras a mayor escala con la construcción de la vía férrea que une Villablino con Ponferrada, permitiendo sacar el mineral a menor coste. La minería atrajo numerosa población obrera, al principio de zonas cercanas y después de otras áreas del país y del extranjero.
 

CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
Desde la Fundación Laciana Reserva de la Biosfera y desde el Ayuntamiento de Villablino se están promoviendo la realización de acciones que contribuyan al desarrollo sostenible en la comarca, tratando de buscar alternativas al descenso del empleo en el sector de la minería. A pesar de las limitaciones existentes, ya se han desarrollado algunos proyectos, entre los que destacan: "Impulso a la Reserva de la Biosfera: Elaboración del Plan Estratégico" y "Desarrollo del Plan de Acción de la Reserva", desarrollados desde el año 2008 gracias al apoyo de la Fundación Biodiversidad.

Además, destacan otras iniciativas promovidas desde la Reserva como el Parque Botánico de Laciana, la Vía Verde de Villablino a Villaseca de Laciana, la Patrulla Verde o el Plan de Recuperación Paisajística.

Acciones desarrolladas

  • Inventario y evaluación de recursos y deterioros.
  • Realización de cartografía y un Sistema de Información Geográfica de la Reserva de la Biosfera.
  • Realización de un Plan de Acción de la Reserva.
  • Realización de jornadas de promoción de la Reserva.
  • Creación de material informativo.
  • Campas de difusión, información y participación ciudadana.
  • Cursos de temática ambiental.
  • Actividades de educación ambiental en colegios e institutos.
  • Estimular iniciativas del sector privado.
  • Realización de inventarios de flora.

En la actualidad se esta trabajando en dos proyectos prioritarios:
El primero es un proyecto sobre ecoturismo en el Valle mediante el que se pretende poner en marcha un modelo de aprovechamiento sostenible de los recursos endógenos del Valle de Laciana, maximizando el desarrollo de la comarca.

El segundo tiene como objetivo potenciar el sector ganadero, dado que esta comarca tiene unas condiciones muy favorables para el desarrollo de esta actividad. Se harán cursos de formación para ganaderos en nuevas tecnologías, ganadería ecológica, etc. Se realizará promoción de los productos ganaderos locales, y se intentará conseguir un sello de calidad para la carne autóctona.
 
 USO PÚBLICO Y TURISMO
El Valle de Lacianaofrece al turismo un paisaje de extraordinario valor natural, junto con un patrimonio cultural de gran interés y elementos singulares que se están empezando a poner en valor, como el patrimonio minero o los castros. El núcleo principal es Villablino, dónde se concentran los servicios, así como hoteles, hostales, pubs y restaurantes. Además, existen numerosas casas rurales y albergues repartidos entre las 14 localidades del municipio.

Rutas turísticas
En la actualidad se están desarrollando diversas rutas turísticas por todo el municipio. Destaca la Vía Verde de Laciana, que discurre entre Villablino y el Centro del Urogallo, con 6 km de longitud y que pronto se complementará con la Vía Verde que discurrirá hasta Villaseca de Laciana. Recientemente se ha señalizado una ruta al Mirador del Castro que discurre junto a la laguna de Villaseca.

Dentro de la Reserva existen otras rutas señalizadas promocionadas por Cuatro Valles: Cueto Nidio, La Zamora Braña de Robles. En cuanto al cicloturismo, el Valle de Laciana forma parte de las Rutas de Bicicletas de Montaña por las cuencas mineras, que recorren el norte de las provincias de León y Palencia. En estos momentos se están señalizando tres rutas cicloturistas en la comarca de diferente grado de dificultad.
Además, se ofrece la ruta guiada de Los Molinos, en Sosas de Laciana.

Por otra parte, se están marcando cinco rutas de montana por el valle, ruta del cornón (Lumajo),Cebolledo (Orallo),pico del rio (San Miguel),ruta los tejos (Rioscuro- El Villar),y Nevadín (Rabanal).

Páginas web de interés:

 

Centros de interés
Centros de Interpretación:

  • Centro de Interpretación del Espacio Natural Alto Sil, que se encuentra en Caboalles de Arriba, que permite conocer los valores naturales de este territorio.

Otros centros de Interés:
  • Estación de esquí de Leitariegos, en el puerto de Leitariegos (Caboalles de Abajo).
  • Oficina de Información y Turismo de Villablino. Avda. Constitución, 23, Villablino.
  • Casona de Sierra Pambley (C/ La Brañina, 13, Villablino).
  • Centro Sociosanitario de Laciana. Avda. de Asturias, s/n. Villablino.

     

 

+Contenidos: Javier Santos González.
+Fotos: Javier Santos González | Escuela de esquí de Leitariegos

Valle de Laciana - Vista del Cornón, techo del Valle de LacianaValle de Laciana - Rebeco, muy abundante en las cumbres septentrionales de LacianaValle de Laciana - Colorido otoñal en los bosques de El Villar de SantiagoValle de Laciana - Cabaña en la braña de San Justo (El Villar de Santiago)Valle de Laciana - Vista de la Tsagunona, de origen glaciar, en Sosas de Laciana

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA