Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

Río Eo, Oscos, y Terras de BurónRio Eo, Oscos y Terras de Burón

La Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón ocupa 108.068 ha, incluyendo una pequeña superficie de aguas marinas someras adyacentes al estuario del Río Eo.

El área incluida dentro de la Reserva se vertebra a través de la cuenca fluvial del río Eo, abarcando desde su nacimiento en Fonteo (municipio de Baleira, Lugo), hasta su desembocadura en el Mar Cantábrico. Dentro del territorio incluido en la Reserva se pueden reconocer al menos cuatro grandes unidades paisajísticas, integrables dentro de las sectorizaciones propuestas para el noroeste Ibérico: Litoral Cantábrico Occidental; cauces fluviales; estuario y desembocadura del río Eo; y sierras y montañas.

La zonificación de la Reserva comprende la diferenciación de 3 zonas concebidas como una serie de anillos concéntricos, aunque el esquema conceptual inicial se ha modificado en función de las condiciones y necesidades locales.
 

PATRIMONIO NATURAL
La importante variabilidad en la tipología de medios provoca que en la Reserva aparezca una amplia variedad de ecosistemas naturales, que albergan elevados valores ambientales, hecho reflejado en las diferentes figuras de protección con que han sido designadas en la actualidad diversos espacios incluidos en el territorio de la Reserva.

Asimismo, en los territorios de la Reserva es posible identificar un total de 41 tipos de hábitats de interés comunitario, de los que 11 son considerados prioritarios, centrados fundamentalmente en los ecosistemas dunares, los matorrales costeros, humedales continentales y bosques ligados a medios húmedos.

Con respecto a las especies de interés para la conservación, existen un total de 123 taxones identificados en el territorio de la Reserva que han sido incluidos en el Anexo I de la Directiva 2009/147/CE, o en alguno de los Anexos de la Directiva 92/43/CEE para los grupos restantes. Destaca el conjunto de aves incluidas en el Anexo I de la Directiva 2009/147/CE, lo que da una idea del importante papel de conservación que juega el territorio de la Reserva, y en especial del estuario del Río Eo.

También las aguas marinas de la Reserva poseen una relevante importancia, puesto que en las mismas ha sido identificada la única especie prioritaria, la tortuga careta (Caretta caretta), reptil marino cuya presencia en el territorio ha sido documentada. Asimismo, dentro del grupo de los mamíferos cabe destacar el conjunto de aquellos que presentan hábitos marinos, ya que suponen casi la mitad del conjunto en total.

Ecosistemas Fluviales
Por otra parte, las especies de interés para la conservación de los grupos de flora, invertebrados, peces y anfibios están compuestos fundamentalmente por taxones ligados a los medios fluviales de la Reserva, muy bien representados por la red hidrográfica de la cuenca del río Eo. Esto indica el importante papel que juegan los ecosistemas fluviales en la conservación de la biodiversidad del territorio ocupado por la Reserva, que junto al resto de ecosistemas naturales terrestres (humedales continentales, matorrales y roquedos, bosques, etc.) completan prácticamente a la totalidad de las especies de los grupos anteriormente mencionados.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
Los bienes patrimoniales que se encuentran en el ámbito de la Reserva son de tipo cultural en un sentido amplio. No sólo se dispone de construcciones y restos de distintas épocas, sino también de la cultura que ha sustentado la sociedad local, y que ha pasado de una generación a otra, permitiendo que hoy en día se mantengan diversas actividades artesanales.

Los restos tumulares y dólmenes son muy abundantes, y aparecen repartidos por todo el territorio de la Reserva, así como la multitud de conjuntos de la cultura castreña. Además de estos restos, es abundante el patrimonio arquitectónico, correspondiente tanto a la arquitectura religiosa como civil. La primera tiene una gran tradición, puesto que hubo en estas tierras varias fundaciones monásticas, además de un importante conjunto de capillas, iglesias y ermitas, sobre todo de los siglos XIV al XIX, diseminadas por todo el territorio, y en las que se recogen abundantes y variadas tallas, esculturas y retablos. Por su parte, la arquitectura civil incluye numerosas casas solariegas y pazos.
Existen dos rutas del Camino de Santiago que sirven de peregrinación hacia la capital de Galicia: la Ruta de la Costa y el Camino Primitivo.

Patrimonio Etnográfico
Destaca el patrimonio de tipo etnográfico, representado a través de numerosos edificios propios de la cultura rural tradicional: el paisaje de montaña se cubre de pallozas, hórreos, cabazos, palomares, trobos, cortizos, cortines (para proteger las colmenas de depredadores), corripias u ouriceiras (destinados a guardar las castañas recolectadas y conservar sus erizos hasta su completo secado) dispersos por todos los pueblos de la Reserva. A todo lo anterior se añade el patrimonio cultural oral, el folklore o las actividades tradicionales.
 

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La población de la Reserva ha sabido aprovechar sus recursos naturales y culturales ancestrales, así como las actividades económicas tradicionales, para integrarlos en nuevos programas de desarrollo, que han supuesto un notable cambio en la comarca y que la posiciona favorablemente de cara al futuro.

En los últimos años, se han apreciado cambios relevantes en la estructura económica. Así, se ha producido una caída en el sector primario y un crecimiento en el sector servicios. En la actualidad, la ganadería, la selvicultura y el turismo son los principales ejes de crecimiento y especialización en toda la zona, y parecen ser los ejes sobre los que tratará de sustentar su crecimiento a medio plazo. La ganadería ha sufrido una especialización con diferencias entre municipios: la zona interior se ha especializado en vacuno de carne, mientras que en el litoral hay predominio del vacuno de leche. Además, han comenzado a manifestarse algunas iniciativas de diversificación de la actividad, como agricultura y ganadería ecológica, viveros e invernaderos, diversificación en servicios, acuicultura o actividades agroalimentarias.

Desarrollo Sostenible
Las actuaciones llevadas a cabo en la Reserva a partir del conjunto de programas autonómicos y comunitarios han fomentado un modelo de desarrollo económico y social basado en el principio del desarrollo sostenible, que trata de revalorizar los recursos existentes (agricultura, selvicultura, pesca, ganadería, paisaje, artesanía y etnografía) y aumentar la calidad de vida en el área.
 

CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
Las Reservas de la Biosfera se configuran como espacios que, además de ser representativos de determinados ámbitos biogeográficos o de tener relevancia para la conservación de la biodiversidad, deben ofrecer posibilidades de ensayar y demostrar modelos de sostenibilidad.
La inclusión de una gran superficie de agrosistemas tradicionales en su ámbito obliga a considerar, entre sus objetivos básicos, la conservación de formas de intervención humana sobre el territorio que representan un valor histórico y etnográfico, y sobre cuyo aprovechamiento se sustenta buena parte del desarrollo sostenible del mismo.

Por otro lado, la conciliación entre objetivos de conservación y desarrollo exige un esfuerzo importante en apoyo logístico, es decir, en la dotación de recursos e incentivos que fomenten prácticas de desarrollo sostenible entre los diferentes agentes sociales que operan dentro de la Reserva.

La Reserva ha profundizado en este camino y supone un avance cualitativo, mediante el fomento y apoyo a experiencias de ensayo y demostración relativas a un aprovechamiento sostenible de los recursos (prácticas agrícolas, ganaderas y forestales sostenibles), así como a la revalorización de los productos naturales mediante su comercialización como productos certificados en cuanto a las prácticas utilizadas (certificación forestal, productos ecológicos, etc.), o en cuanto al recurso genético empleado (denominación de origen, producto de calidad, etc.).
Actualmente, la Reserva dispone de varios equipamientos que constituyen una importante herramienta de trabajo en la divulgación de los valores naturales, etnográficos e históricos del territorio, y desde los que se trabaja en el efecto demostrativo sobre cuestiones locales y su cultura asociada.

USO PÚBLICO Y TURISMO
El desarrollo del turismo rural ha contribuido a la recuperación del patrimonio, rehabilitando edificios para destinarlos a alojamientos, y dinamizando otras actividades, como la producción artesanal, oferta gastronómica y de productos típicos. Además, ha contribuido al conocimiento de la zona dentro y fuera de su territorio.

La estructura turística ha tenido un impulso importante. Actualmente, se ha logrado desarrollar una amplia red que abarca los distintos tipos de establecimientos. Es destacable la calidad de las instalaciones turísticas y de servicios de la zona que, en muchos casos, está avalada por la adscripción a marcas de calidad.

La Reserva ofrece, además, importantes atractivos para los visitantes: arquitectura de carácter tradicional, elementos y conjuntos etnográficos y conjuntos arqueológicos, museos etnográficos y centros de interpretación. La artesanía, de reconocida calidad y dinamizada con el desarrollo del turismo rural en el área, también constituye un reclamo turístico importante. Complementariamente, el ámbito de la Reserva cuenta con una oferta gastronómica rica y variada.

Actividades para el ocio
Existe un valioso patrimonio natural que ofrece el marco idóneo para el desarrollo de distintas actividades de ocio, deportivas y de entretenimiento: el senderismo, recorridos en bicicleta, rutas a caballo o montañismo y la práctica de la pesca con fines recreativos en el estuario del Eo y en el litoral. Los municipios costeros permiten también el disfrute de sus playas. En los municipios de la zona montañosa se pueden realizar descensos en canoa, y también es posible encontrar dos Puertos Deportivos, contando incluso uno de ellos con el galardón de Bandera Azul. Además, hay clubes de remo y de vela que organizan distintas competiciones a lo largo del año.
 

+ Contenidos: José Félix García Gaona
+ Fotos: Archivo Reserva de la Biosfera

Rio Eo, Oscos y Terras de Burón - Estuario Rio EoRio Eo, Oscos y Terras de Burón - Agrosistema tradicionalRio Eo, Oscos y Terras de Burón - Aprovechamiento de corcho.Rio Eo, Oscos y Terras de Burón - Playa de las catedralesRio Eo, Oscos y Terras de Burón - Garza Real

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA