Red Española de Reservas de la BIOSFERA

 

SomiedoSomiedo

La Reserva de la Biosfera de Somiedo coincide en su totalidad con el concejo y Parque Natural del mismo nombre, localizándose en la zona centro-occidental de la montaña asturiana.

El territorio se organiza en cuatro valles principales, Somiedo, Valle de Lago, Saliencia y Pigüeña, surcados por los respectivos ríos que corren de sur a norte (Pigüeña y Somiedo), y sudeste a noroeste (Saliencia y Valle de Lago).

La Reserva incluye 39 entidades de población, con una marcada regresión demográfica desde inicios de siglo XX, en cierto modo contrarrestada por la declaración del Parque Natural en 1988 y la Reserva de la Biosfera en el año 2000. El territorio es, ambientalmente, uno de los más valiosos de la Cordillera Cantábrica, con alto grado de conservación y una diversidad ambiental y paisajística únicas, que permiten que en este espacio aparezcan la mayor parte de los ecosistemas y especies característicos del área central de la Cordillera. Dicha singularidad se debe a la gran variedad de sustratos litológicos, al abrupto relieve, a su situación biogeográfica y a las peculiares condiciones climáticas, donde el carácter oceánico general de la cornisa cantábrica está matizado por una cierta continentalidad de origen orográfico.

Geológicamente, Somiedo representa la zona de transición de la Cordillera Cantábrica entre el occidente silíceo y el oriente calizo, con una extraordinaria variedad paisajística.
 

PATRIMONIO NATURAL
Buena parte de la Reserva está cubierta por bosques caducifolios representativos de la montaña cantábrica. Los hayedos son los más abundantes, generalmente en las laderas más sombrías, mientras los robledales ocupan las más soleadas. A mayor altitud, las condiciones de clima y suelo impiden el asentamiento de este tipo de bosques, predominando entonces el abedul, algunos robledales, matorral y herbáceas. En los fondos de valle y riberas, aparecen castaños, fresnedas, alisedas o saucedas. Otras formaciones destacables son los encinares, generalmente en crestones rocosos calizos por debajo de los 1.000 m. En Somiedo se localizan también importantes formaciones de brezales, escobonales y piornales. En los fondos de valle predominan las formaciones herbáceas, prados de siega y pastizales. Debe destacarse una planta única y endémica de Somiedo, la centaura.

El modelado glaciar a mayor altitud dio lugar a lagos, lagunas o turberas, ambientes de alta montaña poco frecuentes, que dan refugio a numerosas especies de flora alpina o boreal. Entre las aves, se localizan más de 100 especies, destacando el urogallo, en peligro de extinción en toda la cordillera, y otras como alimoche, águila real, buitre, pico mediano y el pito negro, además de una amplia variedad de pájaros insectívoros. Entre los peces, la especie más común es la trucha.

Numerosas especies animales
La diversidad paisajística y vegetal, la accidentada orografía y la baja densidad humana, han hecho de Somiedo un lugar refugio de numerosas especies animales, con una de las más completas y equilibradas representaciones de la fauna atlántica. Así, están presentes todos los grandes mamíferos de la Cordillera Cantábrica: ciervo, corzo, jabalí, rebeco, lobo y, sobre todo, oso pardo, que cuenta con uno de los núcleos más estables de la Cordillera Cantábrica, además de una importante presencia de mamíferos menores, reptiles y anfibios.
 

PATRIMONIO CULTURAL Y PAISAJE
El territorio de Somiedo tiene un excepcional valor debido al gran número de paisajes existentes: bosque, matorral, pastizales y roquedos. Gran parte de ellos han sido modelados por un uso humano agroganadero, creador de variados mosaicos de hábitats.

El tradicional ejercicio de la trashumancia también dejó su huella en el uso del espacio, y si por alguna originalidad se debe destacar Somiedo, es por la armónica coexistencia entre patrimonio natural y patrimonio etnográfico, que en pocos sitios como éste se puede encontrar.

A su valioso patrimonio natural, Somiedo une un acervo cultural y humano no menos singular, habiendo convivido a través de los siglos dos grupos humanos social y culturalmente diferenciados: vaqueiros de alzada y xaldos.

Actividad ganadera
La tradicional actividad ganadera de Somiedo ha dejado su huella en la forma de vida, tradiciones y construcciones existentes, modelando el paisaje y el medio. Es singular la práctica de la trashumancia, practicada por las familias que subían en periodo estival de las zonas bajas a los puertos de verano (vaqueiros de alzada), dando lugar a las singulares brañas con sus típicas construcciones, cabañas de techos de escoba o piorno (teitos) y corros, conformando un rico patrimonio etnográfico. Otras construcciones singulares son las olleras, construcciones cubiertas de piedra por donde discurría el agua y permitía conservar fresca la leche, y los molinos movidos por agua para moler el trigo y el centeno, alimentos básicos. La especie bobina más frecuente, es la vaca asturiana de los valles (vaca roxa), con muy buenas aptitudes cárnicas y reproductoras y que presenta unas condiciones óptimas de adaptación a las duras condiciones de los pastos de montaña.
 

SOCIOECONOMÍA DE LA RESERVA
La declaración del Parque Natural, en 1988, y posterior de Reserva de la Biosfera, en 2000, ha conseguido frenar en cierta medida la tendencia demográfica, aportando nuevas opciones de futuro para la juventud local y mejores perspectivas económicas, ligadas especialmente al turismo rural y ecológico, dando trabajo a muchos jóvenes y permitiendo regresar a personas que se habían visto obligadas a emigrar en el pasado.

Igualmente, se han producido nuevas inversiones y asignaciones presupuestarias para el municipio, suponiendo una rotunda mejora y modernización de sus infraestructuras básicas (electrificación, recogida de basuras y saneamiento de núcleos rurales, mejora de accesos a los pueblos, abastecimiento de agua, aumento de la oferta hotelera y mejoras mediombientales y de uso público).

No obstante, las explotaciones ganaderas siguen siendo el núcleo fundamental de la economía de Somiedo. Existen unas 200 explotaciones ganaderas (todas ellas de carne) para un total de cabezas de bovino de 7.000, con una media de 35 cabezas por explotación. Los sistemas de explotación desarrollados en la zona se encuentran muy adaptados a las condiciones ambientales, desplazándose el ganado a los pastos altos en verano y recurriéndose a una estabulación simple, o a dos fases de estabulación, durante los meses más fríos. Se aprovechan tres tipos de terrenos diferentes: prados cercanos al pueblo, pastos de brañas y pastos comunales de altura.
 
CONTRIBUCIÓN DE LA RESERVA AL DESARROLLO SOSTENIBLE
La Reserva de la Biosfera de Somiedo es el ejemplo más claro de lo que significó la apuesta por basar el futuro de una comarca en la conservación y la explotación sostenible de su riqueza natural. Somiedo es un concejo de montaña de economía tradicionalmente ganadera, privilegiado por una agreste naturaleza cuyo mejor representante es el oso pardo. El Parque Natural de Somiedo nació, según recoge su declaración de Parque Natural, con la finalidad de "garantizar la conservación de los cualificados valores naturales del área, haciéndolos compatibles con el mantenimiento y mejora de las actividades tradicionales, con el desarrollo económico y social de la zona y con el fomento y disfrute de dichos valores".

Para desarrollar los diferentes planes y programas se dotó al Parque de los correspondientes instrumentos de gestión, el principal de los cuales es el Plan Rector de Uso y Gestión, constituyendo los instrumentos de gestión de la Reserva.

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) será el instrumento fundamental para la gestión tanto del Parque como de la Reserva, con una vigencia de 4 años. Actualmente está en vigor el IV PRUG. El PRUG ordena las actividades susceptibles de desarrollarse en el Parque, estableciendo la normativa de protección a aplicar en cada zona.

El Oso Pardo
La Reserva alberga el núcleo más importante de la población cantábrica de osos pardos. Esta población, de extraordinario interés en el ámbito de Europa occidental, se encuentra en una situación demográfica crítica y en declive, y para ello el Gobierno del Principado de Asturias ha puesto en marcha un "Plan de recuperación".
 

USO PÚBLICO Y TURISMO
Uno de los objetivos prioritarios de la gestión de la Reserva es dirigir las actividades de recreo hacia las zonas menos sensibles, ordenando una serie de infraestructuras para el uso público que, además de reunir las calidades que un espacio protegido requiere, permiten reducir los impactos ambientales que la afluencia de visitantes pueda generar.

Además de los itinerarios señalizados y de las áreas recreativas en la Reserva, con el fin de acoger a los numerosos visitantes y darles un buen servicio de información, existe un Centro de Recepción e Interpretación, abierto todo el año.

En la oficina de información se documenta al visitante sobre rutas, con sus folletos correspondientes: mapas, alojamientos, restaurantes y actividades. Asimismo, se informa sobre la zonificación del Parque y las actividades permitidas en cada zona.

El Centro tiene una sala de audiovisuales y una exposición didáctica sobre los valores y recursos del Parque. Se organizan actividades de educación ambiental, disponiendo de sala de documentación para consulta.

El Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Somiedo dispone de la marca "Q" de calidad turística, y está acreditado desde 2007 con la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETs).

Red de rutas de senderismo del Parque
La diversidad de ambientes naturales convierte a la Reserva en uno de los espacios protegidos con mayor oferta para la práctica del senderismo, de montañismo sin complicaciones, o de la simple observación de la naturaleza. Si a los encantos paisajísticos y naturales de montañas, bosques y lagos se añade el interés etnográfico adicional que poseen las numerosas brañas, repartidas por algunos de los parajes más llamativos del parque, se entiende por qué resulta un territorio tan privilegiado como único.
Actualmente existen 12 itinerarios señalizados, sobre los que existe una ficha de los mismos.

 

+Contenidos: Luis Fernández Sierra
+Fotos: Luis Fernández Sierra | Archivo fotográfico Parque Natural de Somiedo

Somiedo - Lago CalabazosaSomiedo - Ganado en pastos de montañaSomiedo - Valle del LagoSomiedo - RebecosSomiedo - Braña La Pornacal

 
 
© 2017 Red Española de Reservas de la BIOSFERA